Si eres fanático del gym esta nota es para vos. Sí, no te sonrojes, ni mires para abajo.

Lo que ocurrió es que el gimnasta por llamarlo de una manera (aunque se me ocurre otro nombre, pero seré penalizado por google), no tuvo mejor idea que introducir su masculinidad en el agujero de una pesa. Claro, este aumento de tamaño, y tuvo que esperar casi 3 horas a que lleguen los bomberos y lo liberasen.

 

“Hola hablo con los bomberos. Necesito ayuda, tengo atrapada mi intimidad en una pesa del gimnasio”, este sería la supuesta comunicación telefónica a la cual solo Insólito Noticias, pudo acceder.

El departamento de bomberos de Worms, una localidad alemana al sur de Fráncfort, ha decidido compartir a través de su cuenta oficial de Facebook esta noticia curiosa -adjuntando, además, fotografía- tanto por darlo a conocer por su faceta insolita e hilarante, como para desaconsejar a cualquiera que tenga la misma idea que su protagonista el llevarla a cabo.

El hombre termino con su masculinidad trabada en una pesa de 2.5 kg (¡ahhh, hubiera usado una de 10 o 15 kg!!!). Los motivos por los cuales el gimnasta realizo tal proeza aún se desconocen.

Durante la ‘intervención’ -que duró nada menos que «tres largas horas»- los bomberos usaron, según su propia publicación, «una radial, una sierra de mano y herramientas hidráulicas de rescate».

Y bueno, después de todo es un musculo, y debe ser trabajo en el gimnasio como todos los demás.

Einsatzbericht: Kurioser Trainingsunfall – Hilfeleistung fürs KlinikumWie heikel so mancher Einsatz unserer Feuerwehr…

Posted by Feuerwehr Worms on Friday, September 15, 2017

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here