La Fortaleza de San Fernando, está ubicada en la localidad de Omoa corresponde posiblemente a la estructura de defensa colonial más importante de toda Centroamérica.

Una enorme construcción en piedra terminada en 1775 con el fin de proteger el norte de Honduras de corsarios y piratas.

Hacia fines de la época colonial y con el inicio de la independencia fue ocupada como un lúgubre presidio, al cual se le atribuyen terribles torturas de prisioneros.

Hoy sobrevive prácticamente toda la estructura original, siendo posible de visitar tanto sus numerosos recintos como un museo contiguo que relata los acontecimientos más importantes de su historia.

“El Castillo” como se le conoce, es uno de los grandes atractivos del Municipio de Omoa y de la ciudad de Puerto Cortés porque entre sus paredes se quedo guardada gran parte de la historia del lugar.

La Fortaleza San Fernando de Omoa fue bautizada con ese nombre en honor del Rey Fernando VI de España que autorizó su construcción en 1759, poco antes de finalizar su reinado. En la entrada hay un Escudo de Armas de Fernando VI, donado en 1978 por el Gobierno Español.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here