Las reservas internacionales de Honduras experimentarán una baja de 200 millones de dólares, como resultado de la decisión de Estados Unidos de cancelar el Estatus de Protección Temporal (TPS).

Los sectores de la empresa privada y expertos en economía y finanzas, han urgido al Gobierno impulsar un plan de mayor movilidad económica y de fortalecimiento de las finanzas para compensar la caída en el ingreso de remesas.

En su cuenta de twitter, el mandatario, Juan Orlando Hernández, ha escrito que en el período de 18 meses que ha sido determinado para que los “tepesianos” retornen, se convertirán en una oportunidad para luchar por el bienestar de todos los hondureños.

A renglón seguido, Hernández se ha comprometido a desarrollar las gestiones que conduzcan a una regularización del estado migratorio de los connacionales en Los Estados Unidos.

En un oficio emitido justo después de la comunicación oficial sobre la suspensión TPS, la Secretaría de Relaciones Exteriores subraya que los emigrantes siempre serán recibidos con los brazos abiertos, con el compromiso de facilitar su proceso de retorno y de reinserción integral.

La encargada de negocios de la Embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa, Heyde Fulton, escribió en sus redes sociales: ” Honduras es un fuerte aliado y socio. El fin del programa TPS no refleja un cambio. Existe una histórica relación de amistad y colaboración con el pueblo y Gobierno de Honduras y así continuará”.

Los expertos en migración se han pronunciado porque el Gobierno de Honduras inicie de inmediato gestiones con representantes y senadores del Congreso estadounidense, con poder de decisión en la asignatura, en busca de una salida menos traumática para los connacionales que serán excluidos de las garantías del TPS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here