Honduras se prepara ante una eventual decisión del Gobierno de Los Estados Unidos de cancelar la vigencia del Estatus de Protección Temporal (TPS).

Uno de los principales efectos de una resolución negativa a los intereses de los emigrantes hondureños estaría vinculada con la baja en el nivel de las reservas internacionales.

La posición financiera externa del país resultaría impactada si se le pone término al programa migratorio; sin embargo, el Gobierno ha previsto medidas para hacerle frente a una coyuntura de ese tipo, manifestó el presidente del Banco Central, Wilfredo Cerrato.

El nivel de reservas internacionales es adecuado, reiteró el funcionario en una entrevista sostenida con La Voz de Honduras este día, cuando está previsto que la administración Trump comunique por fin su decisión sobre el Estado de Protección Temporal.hrn

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here