El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo hoy que su Gobierno trabajará para reducir la tasa de homicidios del país a once por cada 100,000 habitantes, al cerrar su mandato el 27 de enero de 2022.

Hace seis años Honduras tenía una tasa de homicidios que rondaba los 90 por cada 100,000 habitantes, cifra que se ha reducido en un 42 por ciento, indicó Hernández durante la Cuarta Reunión de Trabajo en Derechos Humanos entre Honduras y Estados Unidos, que se celebró hoy en Tegucigalpa.

A la reunión asistieron el subsecretario de Estado Adjunto de Estados Unidos para Asuntos del Hemisferio Occidental, John Creamer, y la encargada de Negocios de la Embajada estadounidense en Honduras, Heide Fulton, entre otros funcionarios de ese país y Honduras.

– –

“Hemos avanzado en seguridad al registrarse en la actualidad una baja en los homicidios en un 42 por ciento por cada 100.000 habitantes. Nuestra meta es bajar a once los índices de homicidios”, enfatizó el gobernante, según destaca un comunicado de la Presidencia.

Añadió que la reducción de la criminalidad se ve reflejada en 130 municipios, de los 298 municipios que tiene el país, en los que en la actualidad registra “una incidencia de cero homicidios”.

Hernández expresó que su Gobierno está siempre en la disposición de trabajar con Estados Unidos para mejorar los índices de seguridad en el país en procura de la paz y la tranquilidad de la población, lo que también implica seguir luchando contra el narcotráfico y el tráfico de armas.

En materia de narcotráfico, recordó que en su mandato anterior, de 2014 a 2018, al menos 19 narcotraficantes hondureños fueron entregados en extradición a Estados Unidos, donde enfrentan juicios.

El presidente habló además de otros logros y transformaciones en instituciones como la Policía Nacional, el Ministerio Público y la Corte Suprema de Justicia.

Sobre Estados Unidos, expresó que es “un gran socio” en derechos humanos y que el tema de las garantías ciudadanas es piedra angular del quehacer diario del Gobierno hondureño.

Añadió que es bueno para Honduras que un socio como Estados Unidos “conozca en detalle en qué creemos nosotros y qué hacemos”.

Hernández considera que en el tema de derechos humanos se han hecho muchas cosas positivas en su Gobierno, pero lamenta que no ha habido capacidad para “comunicarlas apropiadamente”.

Subrayó que en su primer mandato se abrieron muchos frentes al mismo tiempo, luchando contra el narcotráfico, la depuración de la Policía Nacional, defensa de los derechos humanos, combate a la corrupción, eficiencia de la administración pública y mejoramiento de la macroeconomía, entre otros.

Indicó además que aunque los logros son muchos, es consciente de que aún hace falta mucho por hacer y está dispuesto “a redoblar esfuerzos y continuar trabajando para proteger la vida de nuestros compatriotas y defender su libertad”. El Nuevo Diario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here