El Congreso Nacional abrirá su agenda está semana para el tema de la emisión de una nueva tarjeta de identidad.

El diputado del Partido Nacional, Antonio Rivera, calificó ese proyecto como una prioridad del país, ya que no únicamente está vinculado para propósitos electorales, sino con una identificación integral y segura.

El documento que portan los hondureños cumplió su vigencia hace más de diez años y ya no puede ser prorrogada su vigencia por más tiempo, acotó el legislador, entrevistado por HRN.

Los partidos políticos deben tomar una determinación sobre cómo sería el empadronamiento, la emisión y la entrega de la nueva tarjeta a los ciudadanos.

Y por encima de esta serie de interioridades o elementos de carpintería, será primordial vigilar por la transparencia del proyecto de emisión del documento, cuyo costo se calcula que andaría entre 800 y 1,100 millones de lempiras.

A juicio del diputado Rivera, el proceso de licitación del proyecto deberá tener un fuerte acompañamiento de la sociedad civil e incluso de organismos externos.

El legislador del Partido Liberal, José Alfredo Saavedra, opinó -de su parte- que el tema de la emisión de una nueva cédula hay que analizarlo con profundidad.

Recordó que en reciente pasado varios parlamentarios de dicho signo político presentaron iniciativas que al final fueron desestimadas porque no logró ser construido un consenso a su alrededor.

Ciertamente es un tema de seguridad nacional y de ciudadanía. Ojalá que todos los sectores actúen con responsabilidad y compromiso para llegar a acuerdos, reflexionó el entrevistado.

Finalmente, Saavedra abogó porque el asunto de la nueva tarjeta de identidad se convierta en un buen ejercicio en el cual los hondureños tendrán la oportunidad de manifestar su capacidad de dialogar y de dejar atrás la desconfianza, la descalificación, el individualismo, la división y la intolerancia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here