Las diferencias entre el ex presidente, Manuel Zelaya Rosales, y el ex aspirante, Salvador Nasralla, parecen insalvables.

En diálogo con HRN, el depuesto gobernante admitió que los enemigos se fortalecen en las contradicciones y divisiones de la Alianza de Oposición contra la Dictadura.

Existe una forma diferente de concebir cómo ejecutar la estrategia de lucha contra la dictadura de Juan Orlando Hernández, declaró más adelante Zelaya Rosales.

El ex titular del Poder Ejecutivo acusó que Nasralla ha incumplido los acuerdos que fueron sellados cuando nació la coalición para luchar contra la reelección de Juan Orlando Hernández.

Primero, acudió a la Organización de Estados Americanos sin el visto bueno de la Alianza; posteriormente, entró en conversaciones con Juan Orlando; y, más adelante, Nasralla accedió a participar en el diálogo montado para legitimar la dictadura.

Cuando fue conformada la Alianza, el Partido Anticorrupción, asumió la candidatura presidencial, LIBRE corrió con la coordinación de campaña y el Partido Innovación y Unidad (PINU), se comprometió a incluir en sus planillas a los dirigentes que habían sido separados del PAC, explicó Zelaya Rosales.

De inmediato condenó: “Ahora nos quieren quitar la dirección y la potestad de trazar las grandes líneas de la estrategia”. Esto es lo que ha generado las divergencias con Nasralla, añadió Zelaya Rosales.

Refirió que no conoce a Julio Larios, el asesor del ex presidenciable, cuyo ingreso en la asamblea del Consejo de la Alianza fue rechazado por el liderazgo y la dirigencia de LIBRE, un incidente que hizo que la cita fuera abortada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here