Los conductores del transporte público de la zona El Reparto  y Cerro Grande, realizaron este miércoles una paralización de las unidades en forma de protestas ante los altos índice de criminalidad que ha cobrado la vida de miles de ruleteros.

En el sector de la colonia La Esperanza,  la inmovilidad de los denominados “rapiditos”,  comenzó desde ayer debido a que han sido amenazados por  el mal llamado “impuesto de guerra”.

Uno de los conductores, indicó que esperan que a las acciones se unan todo el transporte, para exigir mayor seguridad.

“El problema del porque no se solucionan estos problemas, es por la indiferencia de algunos compañeros, porque mientras unos estamos en protestas otros se aprovechan y trabajan, y así no podremos lograr nada”, manifestó uno de motoristas quien pidió no revelar su nombre.

Es de mencionar  que la violencia y  ha cobrado la vida de varias personas que se dedican a la conducción de transporte, durante muchos años, por lo que los pilotos exigen al Gobierno  mayor seguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here