Para lograr la meta de reducir la tasa de homicidios de 42 a 29 o 30, el Gobierno  continuará invirtiendo en proyectos que fortalecerán, dinamizarán y profesionalizarán a los órganos de seguridad.

Entre esos proyectos destacan, entre otros, la creación de la Policía Escolar (para proteger de maestros y alumnos del flagelo de maras, pandillas y otras organizaciones criminales); dos laboratorios de Policía Científica y Criminalística y siete complejos policiales.

Sobre los dos laboratorios de la Policía Científica y Criminalística, el mandatario hondureño refiere que estarán en Tegucigalpa y San Pedro Sula.

En la actualidad, además, están en construcción los laboratorios balísticos en Copán, La Ceiba y Choluteca, mismos que fortalecerán el servicio que ya brindan los de Tegucigalpa y San Pedro Sula.

Nuestra inversión no serviría de nada si no viene acompañada de los programas masivos de prevención y de la colaboración de la ciudadanía –agrega Hernández.

“Tenemos una ruta clara y un plan agresivo para lograr esa reducción a 29 o 30 el número de homicidios por cada 100,000 habitantes”, señala el ministro de la secretaría de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco.

Esto implica –continúa diciendo-, continua con el profundo proceso de la reforma policial con un proceso de certificación, un marco normativo y un escalonamiento salarial.

“De esa forma se terminará de rescatar una institución que prácticamente se daba por perdida, que había tocado fondo, pero que se ha logrado sacar a flote”, dijo Tinoco.

El ministro de Seguridad menciona como puntos clave para el éxito en el combate de la criminales la dignificación y evaluación del elemento humano, pues está claro que “Si se tiene un talento humano mal adiestrado, mal equipado, mal equipado, mal tratado, no obtendremos buenos resultados”.

Para el ministro Pacheco Tinoco la dignificación de la policía es sumamente importante para que los agentes se den cuenta lo importante que es la institución que representan y porqué deben hacer las cosas bien.

De acuerdo con el secretario adjunto principal de la Oficina para Asuntos Internacionales Antinarcóticos y de Aplicación de la Ley de Estados Unidos, Richard Glenn, “Honduras ha cambiado y veo un futuro brillante en seguridad”.

El alto funcionario del gobierno del presidente Donald Trump participó la semana pasada en la inauguración de la Base de Despliegue Operacional de la Fuerza Elite de la Policía Nacional Tigres.

La inversión asciende a 3.3 millones de dólares que fueron financiados por el Estados Unidos a través del Comando Sur y de la Oficina de Asuntos Internacionales contra el Narcotráfico y la Aplicación de la Ley.

Hice mi primera visita a Honduras hace tres años atrás y lo veo muy cambiado. En 2015, vine al Valle de Sula y visité varios vecindarios y lo que veo hoy, después, es un Policía muy cambiado, mucho más profesional”, resaltó el alto funcionario estadounidense –señaló Glenn.

Y agregó: “Honduras es un país diferente de lo que yo vi hace tres años atrás, pero hay mucho que hacer. Ha cambiado y seguirá cambiando. Yo, por lo menos, veo el futuro de Honduras mucho más brillante en seguridad”.

Sobre la baja en la tasa de homicidios en Honduras, Glenn aseguró que se debe al esfuerzo del gobierno, de los profesionales que componen la Policía y la población en general”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here