Muchos creerán que para tener una mejor vida sexual es necesario hacer milagros dentro de la pareja: cenas a la luz de las velas, regalos que lleguen al corazón, viajes de ensueño a playas paradisíaca s.

No, la cosa puede ser más sencilla: con lavar los platos a mano en pareja es suficiente. Al menos así lo cree el Council of Contemporary Families, una organización estadounidense sin ánimo de lucro que investiga las dinámicas familiares y que baso su último estudio en las diferentes tareas del hogar incluyendo hacer la compra, la colada o la limpieza en general.

Consideran que como durante décadas ha sido la mujer la que ha realizado estas tareas, se ha estandarizado que sea ella quien asuma toda esa responsabilidad, mientras que los hombres hacen trabajos más esporádicos que no requieren estar diariamente pendientes de la dinámica habitual de la casa.

Aquí es donde consideran que si el hombre asume también tareas diarias, como el simple hecho de lavar los platos en pareja, puede mejorar de forma considerable la relación que tiene este con su mujer.

Según este estudio, las mujeres que asumen toda la carga de la casa acaban y no tienen un apoyo en el hogar por parte de su marido presentan una relación más dramática, con muy poca satisfacción y peores relaciones sexuales. Muy al contrario que las parejas que comparten estas actividades, quienes muestran una mayor felicidad junto a su pareja.

Este estudio está realizado solo pensando en familias heterosexuales, por lo que no sabemos cuáles serían los resultados en caso de que las parejas fueran homosexuales o en caso, que los habrá, donde no es la mujer quien asume ese peso en el hogar.

Aunque, no hace falta hacer mucho estudio para saber que trabajar en equipo dentro del hogar es lo mejor que se puede hacer para que una relación siga adelante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here