Un estudio realizado en Estados Unidos ha establecido una relación entre pasar muchas horas sentado y varios tipos de demencia, como por ejemplo el alzheimer.

Al parecer, la inactividad física prolongada causa un daño irreversible al lóbulo temporal del cerebro, donde se almacena la memoria.

Una de las afirmaciones más demoledoras de este estudio es que aquellos que pasan entre 3 y 7 horas diarias sentados tienen mayor riesgo de desarrollar demencia. Además, hacer ejercicio físico regularmente durante el resto del día no compensa el daño causado a tu cerebro por la inactividad temporal.

No han logrado identificar la causa del daño causado por pasar demasiadas horas sentado al día. Apuntan a que quizá se trata de una disminución en la circulación de la sangre que de alguna manera “asfixie” al cerebro en su capacidad de generar y regenerar nuevas células.

Para los trabajadores de oficinas y otros empleos que necesitan estar frente a un ordenador o una pantalla toda su jornada laboral, la afirmación no puede ser más contundente. Significa que en el futuro este tipo de enfermedades podría ser tratada como una enfermedad laboral más, al igual que cualquier tipo de lesión física.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here