Paris Saint Germain sigue bajo la lupa de la UEFA después de los desembolsos realizados el pasado verano para fichar a Neymar y Mbappé. El francés llegó cedido con obligación de compra este verano por 180 millones de euros.

Esta operación fue la guinda del pastel tras los 222 millones de euros pagados por Neymar. Por su parte, la UEFA decidió investigar las finanzas de los parisino y otros clubes están al acecho por si al final hay sanción.

Manchester City es uno de los que sobrevuela París en busca de la presa. Y es que según Mirror, Pep no olvida a Mbappé y hará todo lo posible para hacerse con sus servicios si la UEFA ve incumplimiento del fair play financiero.

El técnico español quiere sumar calidad al equipo y la otra alternativa sería Eden Hazard y el presupuesto para cada uno de estos dos jugadores es de 170 millonesde euros, según el medio inglés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here