En el Real Madrid cruzan los dedos por Luka Modric, un jugador esencial para el equipo en el tramo final de una temporada que, para el Madrid, se sustanciará en Europa.

Será Champions o nada para los blancos en la 17-18 y en ese afán es imprescindible el concurso del pequeño genio croata, que el miércoles acabó el partido tocado.

Una entrada de Matuidi impidió a Modric mostrar su mejor versión. En caliente, los efectos del golpe fueron diluyéndose, pero el paso por vestuarios dio paso al dolor.

Este viernes examinarán al jugador en Valdebebas. En principio, no correrán ningún riesgo con él. Todos saben de la importancia de Modric en el futuro a corto plazo del Madrid.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here