Las enfermeras y enfermeros asociados han determinado ejecutar un paro de labores en la región norte del país, como medida de presión hasta que no se llegue a un acuerdo sobre las condiciones de contratación de nuevos profesionales de esa rama.

Las medidas de exigencia con suspensión de labores han sido abortadas para el resto de las zonas del país, de acuerdo con lo que se ha hecho trascender a través de Diario Matutino.

Voceros del movimiento que llevan a cabo los profesionales del ramo, advirtieron que si no se llega a una concordia en torno a la elaboración de un reglamento para selección de más plazas, las acciones serán recrudecidas.

Los intentos por alcanzar un arreglo han resultado ser una burla de parte de las autoridades de la Secretaría de Salud, condenó Josué Orellana, presidente de la Asociación de Enfermeros y Enfermeras Auxiliares de Honduras.

Entrevistado por HRN, Orellana señaló que el sistema sanitario requiere de la apertura de 1,500 plazas, pero -de ese total- sólo existe estructura presupuestaria para la contratación de 300 puestos este año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here