Bayern de Múnich goleó 1-4 al Augsburgo para escribir otra página en la historia del fútbol alemán al lograr su sexto campeonato consecutivo. El equipo de Baum salió dispuesto a aguar la fiesta al de Heynkes, que salieron algo dormidos.

Un descuido de Boateng dejó solo a Cordova que falló ante Ulreich pero con la mala fortuna de que la pelota entró en su propia portería para el 1-0. Tolisso, totalmente solo, cabeceó para poner el duelo 1-1 y luego James pusiera adelante al Bayern con el 1-2.

La segunda mitad fue otro cantar. El Bayern salió en modo dominante y un zurdazo de Robben ponía el partido 1-3 y luego puso punto y final al torneo cuando Wagner superó a todos en un saque de esquina e hizo el 1-4 difinitivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here