Se pueden conseguir riquísimos platos de verduras con un poco de imaginación para lograr recetas irresistibles aun para las personas que sean poco amantes de este alimento. Descubre algunos de ellos.

Crema de coles de Bruselas

Ingredientes:

· Medio kilo de coles de Bruselas bien limpias

· Tres puerros

· Dos vasos de leche desnatada

· Cuatro vasos de caldo de verduras

· Dos cucharas de vino blanco

· Cuatro cucharas de copos de avena

· Aceite, sal y pimienta

· Comino molido

· Cebollino picado

Pocha los puerros limpios, pelados y troceados en una sartén con un poco de aceite, sal y vino blando durante unos diez minutos.

Costar las coles en cuatro trozos y dales un hervor en agua con sal. Escúrrelas y mézclalas con el puerro para incorporar después los copos de avena y sofreír todo junto y tapado durante unos diez minutos. Adereza con un poco de comino picado y sal.

Cuando hayan pasado estos diez minutos, cubre con el caldo caliente y la leche y deja que cueza a fuego lento durante veinte minutos más. Deja que enfríe.

Tritura esta mezcla hasta que consigas una crema bien fina. Cuela por el chino y templa otra vez. Sirve con el cebollino picado.

Rollo de col con pavo

Ingredientes:

· Ocho hojas de col verde

· Cuatrocientos gramos de carne de pavo picada o cortada en finas tiras

· Una taza de nata líquida

· Un poco de caldo vegetal

· Un vaso de vino blanco preferiblemente afrutado

· Un chorro pequeño de brandy

· Aceite, harina, pimienta blanca y sal

· Cuatro granos de pimienta rosa

· Una cuchara de canela mezclada con un poco de comino tostado

· Maizena

· Cebollino fresco picado o un poco de perejil

Macera la carne de pavo con el comino, la canela, los granos de pimienta, la pimienta blanca y la sal. Añade el brandy y un poco de aceite.

Blanquea las hojas de la col en agua salada para que se ablanden y deja que se escurran sobre un paño de cocina limpio.

Rellénalas con la preparación del pavo y vete formando rollitos bien apretados para pasarlos posteriormente por harina.

Sofríelos en una cazuela con un poco de aceite, dándoles de vez en cuando la vuelta para que queden bien sellados. Riega con el vino, con la nata, el caldo vegetal y un poco de Maizena y vete moviendo la cazuela hasta que la salsa vaya espesando. Salpimenta todo y sirve los rollitos cubiertos con la crema y el perejil picado o el cebollino.

Con cualquiera de estos platos podrás conseguir que todo el mundo coma verduras ya que este alimento es una parte fundamental en nuestra dieta ya que además de ser muy ricas en minerales y vitaminas, son una fuente de salud indispensable que ayudan a depurar el organismo y a mantener sanos y en su peso a quien las consuma de una manera regular, siendo necesario aficionarse a tomarlas en menús tan agradables como éstos que resultan deliciosos incluso para aquellas personas que son reacias a consumirlas normalmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here