La Policía Nacional evitó el matrimonio entre una menor de 13 años y un hombre de 30 años, quienes se casarían en un restaurante del municipio del Cúa, en Jinotega, la tarde de este miércoles, presuntamente bajo la autorización de un pastor evangélico y el consentimiento de la madre de la niña, de iniciales S.B.A, y el padre identificado con las iniciales P.Ch.

Mujeres de diferentes movimientos feministas advirtieron a las autoridades policiales de que se llevaría a cabo el enlace, por lo que procedieron a la captura del novio, de apellido Cortedano, quien se encuentra detenido mientras se hacen las debidas investigaciones del caso.

A pesar de que las autoridades policiales no han querido dar declaraciones sobre el hecho, fuente indicaron a LA PRENSA que se procederá a averiguar si hubo contacto sexual con la menor, siendo procesado judicialmente por el delito de violación en caso de que se confirmara el acto.

Mujeres organizadas

Los diferentes movimientos feministas agradecieron que se detuviera el casamiento, pues se ha desarrollado una campaña en las zonas rurales para prevenir la violencia de genero y los embarazos en adolescentes.

Eyling Zarates, miembro de las Mujeres Organizadas de Jinotega, que representando a varias organizaciones, explicó que se dieron cuenta del caso a través de una fuente anónima y decidieron poner manos a la obra.

“Como mujeres organizadas de Jinotega repudiamos totalmente los casos de matrimonios forzados de niñas con hombres adultos, que en ocasiones ocurre y lo vemos como normal, lo naturalizamos y olvidamos que estos casos son una clara violación a los derechos de las niñas y adolescentes”, comentó Zarates.

“En nuestro departamento no estamos dispuestas a permitir este tipo de casos, en esta ocasión se logró (evitar) gracias a estar organizadas. Esperamos que la Policía Nacional le de seguimiento y los culpables paguen por este delito”, añadió.

Con información de La Prensa Nicaragua.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here