Diversas instalaciones gubernamentales en los alrededores de Washington, incluidos tres cuarteles de las Fuerzas Armadas, recibieron paquetes sospechosos, informó el Buró Federal de Investigaciones (FBI).

Además de los cuarteles de Fort McNair y de la base naval de Anacostia-Bolling, ambos en Washington, también se vieron afectados la sede de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el cuartel Fort Belvoir y el Centro para Guerra Naval de Superficie (NSWC, por sus siglas en inglés), estas tres últimas en el estado de Virginia.

El FBI anunció que ya ha arrestado a un sospechoso que fue identificado como Thanh Cong Phan, de 43 años. “Fue puesto bajo custodia por el FBI de Seattle y por la oficina del alguacil del condado de Snohomish, tras ser detenido en su residencia en Everett (Washington)”, indicó la institución a través de un comunicado.

Las autoridades advirtieron, además, de que es posible que el sospechoso haya enviado otros paquetes bomba que pueden no haber llegado aún a su destino, por lo que está trabajando en coordinación conel Servicio Postal para poder descartar esta posibilidad.

Pese a que apenas han trascendido detalles oficiales de los hechos, se sabe que al menos uno de estos objetos, el recibido en Fort McNair, contenía un polvo negro -que podría ser pólvora-, un fusible y un dispositivo GPS.

El envío de estos paquetes coincide con un momento especialmente delicado, después de que el joven Mark Anthony Conditt, de 23 años, sembrara el terror durante las últimas semanas en la localidad de Austin (Texas) tras enviar al menos cinco paquetes bomba que causaron la muerte de dos personas.

Información Globovisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here