En pocos días se va a cumplir otro año del asesinato de monseñor Óscar Arnulfo Romero, quien será proclamado santo por el Vaticano.

Unos 1.000 salvadoreños participaron en la “peregrinación de la luz” por las calles de San Salvador como parte de las actividades pautadas para conmemorar el asesinato de monseñor Óscar Arnulfo Romero, quien pronto será canonizado por el papa Francisco.

Los asistentes en la peregrinación del sábado, en su gran mayoría jóvenes, entonaron alegres cánticos en honor al salvadoreño. “Ahora no es monseñor, hoy es nuestro San Romero”, “A Dios elevamos nuestro canto, porque El Salvador ahora tiene su santo”, eran parte de las frases que coreaban.

Desde la plaza al Divino Salvador del Mundo, oeste de la capital, donde fue beatificado el 23 de mayo de 2015 en una misa multitudinaria, arrancó la peregrinación que recorrió tres kilómetros hasta llegar a la catedral de San Salvador.

El papa Francisco firmó el 7 de marzo pasado el decreto del milagro por intercesión del arzobispo y por el que será proclamado santo, sin que el Vaticano haya dado a conocer la fecha y lugar de la canonización.

Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un escuadrón armado de la derecha mientras oficiaba misa en la capilla del hospital de cáncer Divina Providencia de San Salvador, en los días previos al estallido del conflicto armado salvadoreño (1980-1992).

Un informe de la Comisión de la Verdad de Naciones Unidas de 1993 determinó que quien dio la orden de asesinarlo fue el exmayor del Ejército y fundador del gobernante partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Roberto D’Aubuisson, quien murió de cáncer en febrero de 1992.  (Telesur)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here