Los maestros exigen que sean derogadas las reformas a la Ley del Instituto de Previsión del Magisterio (INPREMA), porque consideran que estas enmiendas son groseras y que vulneran los derechos de los docentes.

Un grupo de mentores, liderados por el diputado Edgardo Casaña, se reunieron en Comayagua, con el fin de consensuar acciones de presión tendientes a que sea revisado el conjunto de disposiciones referidas a la edad de jubilación y al incremento progresivo de los porcentajes de cotización.

 

En opinión del congresista, no es posible que se obligue a los educadores a completar un período de servicio hasta los 60 años de edad.

 

Tampoco son legales las deducciones que son efectivas sobre el décimo tercero y décimo cuarto salarios. Mucho menos son justas las nuevas medidas sobre los reclamos de indemnización que contempla la ley del INPREMA, recriminó Casaña en diálogo a través de HRN.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here