El presidente de la Federación Hondureña de la Micro Empresa y el Sector Social de la Economía (FEHMISSE), José Irene Castañeda, denunció que la carga impositiva municipal está asfixiando a las empresas  de la capital sobre todo a las pequeñas asociaciones.

Señaló que  el impuesto municipal es bastante grosero porque grava  la totalidad del ingreso sin importar si el empresario gana o pierde.

El empresario detalló que “Si un comerciante vende 500 mil en el año, paga impuestos sobre los 500 mil,  si vende un millón paga por sobre el  millón, sin importar el margen  de utilidad que  se tiene, entonces es un impuesto sumamente grosero  que afecta al empresario cuando está operando en perdidas”.

Amplió que si por si el empresario está operando con pérdidas  y encima  tiene que pagar impuesto es un fuerte  impacto para su negocio.

Consecuentemente, indicó que es imperativo que se revise la medida, porque consideran  que la acción  no es  constitucional, porque lo que debería de gravarse  seria la utilidad de la empresa y no el ingreso bruto.

Recordó que desde hace varios años vienen planteando una revisión sin tener respuesta alguna.

Ante el injusto cobro, los empresario recurren a la informalidad, porque no soportan la carga impositiva, apuntó.

Personalmente manifestó que cerró dos de sus empresas por no tener los fondos para operar dejando a más de 30 personas sin empleo.

Al concluir el entrevistado dijo que lamentablemente al tributo municipal se le suma la carga impositiva estatal y el aumento en los servicios públicos, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here