Superando todos los obstáculos, Sevilla dio la gran sorpresa en Old Trafford al vencer por 1-2 al Manchester United y dejarlo fuera de la Champions League, gracias a un doblete de Ben Yedder.

Por primera vez ganaba el Sevilla en casa de los rojos y ¡que manera de estrenarse! Fue titular Muriel y aunque no tuvo muchas opciones claras, celebró el paso a cuartos de final.

Sin contemplaciones arrancó el United. Usando mucho el físico de Lukaku para retener el balón, incorporarse y hacer daño por los costados con Lingard, Rashford y Alexis Sánchez, el conjunto de José Mourinho creó más jugadas en los primeros minutos de la vuelta que en todo el duelo de ida.

Pero el Sevilla despertó rápido y en seguida empezó a inquietar con un Franco Vázquez y un Pablo Sarabia muy activos, y sobre todo atentos a la hora de interceptar los pases de unos nerviosos Bailly y Smalling. Tras este intercambio de dominios el encuentro se igualó hasta que Fellaini tuvo la ocasión más clara del primer acto superada la media hora.

Después de una bonita pared en el área visitante, el belga ejecutó un potente zurdazo que rechazó bien Sergio Rico.

La segunda parte arrancó con ritmo. Sarabia dejó sólo a Correa en el área con un gran centro, pero no supo resolver el argentino. Respondió Lingard con un buen disparo cruzado, pero de nuevo Rico salvó al Sevilla. En el 60’ Mourinho dio entrada a Paul Pogba por Fellaini buscando más incidencia en el partido, pero el respeto seguía dominando el partido.

Minutos después fue Montella el que movió el banquillo con la entrada del máximo goleador del Sevilla en esta Champions, Ben Yedder. Y el francés demostró que tiene la pólvora de este equipo. En su primera intervención recibió un buen balón de Sarabia en el centro del área y definió con precisión para abrir el marcador, su octava diana en la presente UCL.

Pero no tuvo bastante el franco-tunecino. Sólo cuatro minutos después volvió a aparecer en el área para batir de cabeza a De Gea en una jugada donde el exjugador del Toulouse demostró ser un depredador del área.

Inmediatamente Mourinho tocó el botón de alarma y Lukaku logró recortar distancia a falta de siete minutos con un remate de cabeza tras un córner.

Lukaku dio esperanza al United

Sin embargo, el reloj corrió a favor de los de Montella. La eliminatoria estaba resuelta y el Sevilla superó los octavos de final de la Copa de Europa 60 años después con una gesta en un escenario espectacular.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here