Cinco mil empresas resultarán beneficiadas en la primera etapa de la revisión del impuesto del 1.5 por ciento sobre los ingresos reportados por los inversionistas.

De conformidad con lo acordado por el Gobierno y la iniciativa privada, estos emprendimientos dejarán de pagar el cargo a partir de este año, porque sus flujos son menores a 300 millones de lempiras.

Las empresas que registren utilidades entre 300 y 600 millones, la obligación tributaria será entre 0.75 y 0.50 por ciento.

A partir de 2019, las empresas  que superen ganancias de 600 millones pagarán el uno por ciento y, en 2020, aquéllas que tengan ingresos por encima de los mil millones de lempiras entregarán el uno por ciento.

El Poder Ejecutivo remitió al Congreso Nacional el proyecto dirigido a que sea puesta en vigencia una nueva tabla correspondiente con las utilidades reportadas por las empresas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here