Representantes de varias instituciones y personas particulares conocieron los alcances del Plan Maestro del Centro Histórico del Distrito Central, que fue presentado como punto de partida para revitalizar y volver más amigable para la ciudadanía el centro de la capital.

El proyecto es parte de la subvención “Fomentar los entornos urbanos en convivencia, seguridad y con prevención de violencia en el centro histórico de Tegucigalpa, Fase I”, otorgada por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), bajo la coordinación de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC).

La presentación estuvo a cargo del coordinador de la iniciativa, Ángel González, de la Fundación de Investigación de la Universidad de Sevilla (FIUS), de España, quien por espacio de 10 meses recogió las opiniones de diferentes actores que participaron en representación del Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH) y museos.

Además, de universidades públicas y privadas, organizaciones no gubernamentales y personas particulares que se interesaron en el tema y estuvieron en los talleres que se desarrollaron a lo largo de ese tiempo para aportar sus ideas que, al final, sirvieron para elaborar al documento.

Entre los planteamientos está construir rampas y quitar otros obstáculos para que las personas con discapacidad puedan desplazarse sin problemas por el centro de la ciudad, así como el mejoramiento de áreas públicas como miradores y otros lugares que le den un nuevo rostro a este sector.

El plan tiene un eje importante que logró identificarse a partir del diagnóstico y análisis de las propuestas presentadas, que coinciden en que el espacio público y peatonal es el que genera los mayores problemas para desplazarse por el lugar, por lo tanto, hay que cambiar su manera de uso, informó González.

Estimó que este es un proyecto de todos los pobladores y por lo tanto deben contribuir para que el casco histórico tanga un cambio, ya que mejorarlo depende de la voluntad de cada una de las personas que residen en su entorno.

Uno de los cambios que debe hacerse es convertir los espacios peatonales en zonas de mayor calidad y más justos “donde pueda ir todo el mundo”, de esa manera se generaría mayor beneficio económico porque los inmuebles ubicados en sus alrededores aumentarían su plusvalía al haber más presencia de personas, precisó.

Explicó que habiendo más cantidad de personas hay mayor seguridad y salubridad, como es el caso del Paseo Liquidámbar, que por la gran cantidad de gente que camina por la vía ofrece estas condiciones.

Con un espacio público sano muchos van a querer comprar su propiedad e invertir porque tiene más valor y hay seguridad para que los ciudadanos puedan realizar sus actividades de esparcimiento con normalidad, señaló.

En cuanto al proyecto, el gerente del Centro Histórico de la municipalidad, René Vallejo, opinó que “yo creo que es un punto muy importante, primero que lo conozca la ciudadanía y que sepan también que este Plan Maestro no se puede desarrollar solo con la Alcaldía, tiene que haber el apoyo de todos los entes para poder sacarlo adelante”.

“Esto no solo va a quedar en papel, sino que se le va a dar un seguimiento, se le va a dar más promoción, con un apoyo de la cooperación de Andalucía”, España, y que se conozca todo lo que contempla la iniciativa, que será trabajada en conjunto con el IHAH.

El plan también fue presentado a integrantes de la Corporación Municipal, quienes se mostraron complacidos por la iniciativa que permitirá hacer las mejoras que corresponde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here