Un ataque fulminante al corazón puede transformar a una persona sana en un minusválido en unos cuantos minutos.

No solo mujeres mayores de 65 años son vulnerables. Según la American Hearth Association 100,000 mujeres menores de esa edad lo sufren anualmente.

“Es horrible ver personas alarmadas” dice el Dr. Dale Corbett, director científico de la Health Stroke Foundation Center for Stroke Recovery y autor líder de un estudio para el riesgo de ataque al corazón en mujeres jóvenes presentado en el Canadian Stroke Congrees. “Pero, para muchas personas esto es un riesgo y deberían poner atención”

“Una dieta alta en calorías, azúcar y grasa, básicamente nuestra dieta, aunada a falta de ejercicio o a exceso de alcohol y cigarro envejece el sistema vascular y convierte a mujeres relativamente jóvenes en potenciales bombas de tiempo” dice el Dr. Corbett.

Además de comer correctamente y hacer suficiente ejercicio cada mujer no importa su edad debe saber lo que es un infarto y lo que se siente y cómo pueden ser tratadas exitosamente si son atendidas dentro de las primeras 3 horas.

Estos son los síntomas que el Dr. Corbertt nos indica observar: entumecimiento o debilidad repentina, confusión, dificultad para hablar, pérdida de visión, mareo o dolor de cabeza intenso.

Mientras estos son los síntomas más comunes también pueden presentarse síntomas únicos y personales: hipo repentino, nauseas, falta de aliento, pero alerta, no todas las nauseas o hipo merecen una llamada al 911; recordar siempre que estos síntomas serán repentinos y severos.

Si algo inusual te sucede, busca ayuda lo más pronto posible.

Fuente: Prevention.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here