El ex presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, se apersonó este viernes a los Juzgados Capitalinos para presenciar la Audiencia Inicial   en contra su esposa Rosa Elena Bonilla, quien es acusada  por el delito de malversación de caudales públicos entre otros.

Según Lobo  su esposa debido enfrentar primero un proceso administrativo, como es natural, porque todo él que administra recursos tiene  que rendir un informe de su administración.

Detalló que el fondo de más de 12 millones de lempiras, no es el valor exacto sino que son siete, porque una vez terminados los proyectos pactados por Bonilla fueron devueltos a  Casa presidencial cinco millones.

De acuerdo con Lobo, la ex primera dama realizó los compromisos desde su propia cuenta, debido  a que el  Despacho de la Primera Dama no existe, sino que funciona como una oficina de Gobierno.

Prosiguió explicando, que Bonilla manejó la cuenta personal ya que ejecutaba la  función de primera dama, por lo que  recibió recursos, del Gobierno de organizaciones internacionales, entre otras para desarrollar las actividades.

“Cualquier dinero que llegó al despacho en su momento que dirigía  Rosa Bonilla tenia que liquidarla como ex primera Dama, sin embargo si alguien  recibió dineros tuvo que ser mediante la Casa Presidencial”, pormenorizó.

El caso “Caja Chica de la Dama’, movió 94 millones de lempiras  a través de 70 cheques girados a varias personas incluyendo a diputados, según resultados  de la investigación realizada por la  Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad (MACCIH).

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here