El escándalo de Odebrecht ha salpicado también al expresidente Alejandro Toledo (2001-2006) y la justicia resolverá este lunes si da luz verde a su extradición desde Estados Unidos.

La líder opositora peruana Keiko Fujimori reiteró el miércoles que nunca recibió dinero de la cuestionada constructora brasileña Odebrecht, luego de que un exresponsable de la empresa entregara su testimonio ante fiscales peruanos en Sao Paulo.

“Quiero ratificarles lo que he dicho muchas veces: no he recibido dinero de Marcelo Odebrecht, ni de su empresa y que quede bien claro tampoco del señor Jorge Barata”, aseguró Keiko en conferencia de prensa acompañada de dirigentes del partido Fuerza Popular, que ella lidera.

El fiscal peruano José Domingo Pérez interrogó este miércoles a Barata, exjefe de Odebrecht en Perú, sobre aportes a la hija del expresidente Alberto Fujimori, un día después de que otro fiscal lo interrogara sobre dádivas al expresidente Ollanta Humala (2011-2016).

Los fiscales no revelaron el contenido de los interrogatorios, pero el diario El Comercio publicó en su sitio web que “Barata precisó que Odebrecht aportó US$ 1.200.000 a la campaña presidencial de Keiko Fujimori en el 2011”.

Sin embargo, Keiko afirmó que “el señor Barata ha señalado que nunca le he solicitado dinero, que nunca me ha entregado dinero y que nunca ha hablado de algún apoyo económico conmigo”.

“Espero después de estas declaraciones que la investigación contra mi persona sea archivada de una vez por todas”, agregó.

El lunes, un tribunal había rechazado el pedido de Keiko y de su marido para que la fiscalía cerrara la investigación contra ellos por lavado de activos.

Según El Comercio, Barata admitió que la constructora brasileña financió las campañas de al menos seis políticos en Perú entre 2006 y 2013.

“Ni mi campaña ni el Partido Aprista recibieron en el 2006 donación alguna de Odebrecht”, dijo García.

Barata ratificó el martes ante el fiscal peruano Germán Juárez que había entregado unos tres millones de dólares a Humala para su campaña.

El escándalo de Odebrecht ha salpicado también al expresidente Alejandro Toledo (2001-2006) y la justicia resolverá este lunes si da luz verde a su extradición desde Estados Unidos.

También salpicó al actual presidente Pedro Pablo Kuczynski, quien estuvo cerca de ser destituido por el Congreso en diciembre luego que la empresa admitiera que pagó casi cinco millones de dólares por asesorías a empresas ligadas a él.  (Nuevo Diario)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here