A juicio del analista político Raúl Pineda Alvarado, el Ministerio Publico (MP), ha tenido una acción muy modesta, debido a que existen grupos políticos y de poder que limitan su accionar en contra de la corrupción e impunidad.

Refirió que los que ejercen el cargo de  fiscal general no tiene  estabilidad laboral, porque los mismos son obligados a renunciar por diferentes factores.

Seguidamente expresó que  aún el  MP no ha consolidado su institucionalidad, añadiendo que mientras no se hagan las reformas necesarias  las cosas continuarán tal y como están.

Mientras el fiscal General no se selección de manera diferente, sin que el Poder Ejecutivo meta sus manos, nunca se golpeará a los peces gordos de la corrupción es decir ex funcionario y actuales funcionarios.

Bajo el esquema actual con la que trabaja el fiscal, no se verán los resultados positivos que requiere la población, sentenció.

Pineda Alvarado, argumentó que más del 90 por ciento el sistema de justicia penal es muy deficiente y es necesario mejorarlo.

En cuanto a la elección del nuevo fiscal de la República, dijo que lo más probable es que el actual fiscal Óscar Chinchilla sea reelecto, hasta que la situación en el país se estabilice, aún que su reelección sea una aberración jurídica.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here