A criterio del dirigente del Partido Libertad y Refundación (LIBRE),Arístides Mejía, al Gobierno no le interesa mucho que la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad, continúe su trabajo en el país porque se salvarían muchos de ir a la cárcel.

Mejía explicó que “la MACCIH ha tenido problemas graves para dar resultados y por otro lado tiene la presión del Gobierno para que la misma no funcione”.

Según el entrevistado si la Misión no hubiera tenido los contratiempos en las investigaciones estuvieran varios ex funcionarios, ex diputados y actuales funcionarios y congresistas estuvieran presos.

Arguyó que es importante que la Misión se mantengan en el país porque es la única esperanza que tienen los hondureños ante la falta de institucionalidad.

El ex funcionario de la administración Manuel Zelaya, destacó el trabajo de la MACCIH bajo el liderazgo del ex vocero Juan Jimenez Mayor con la labor investigativa de el caso “Red de Diputados”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here